El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Edición
Nº3
Edición Especial:
"Existir más allá del binario de género"
Edición
Nº2
Edición
Nº1
Igor Vega, papá de Daniela Vega, exponiendo ante la Comisión.

Sra Adriana Muñoz, Presidenta y miembros de la Comisión Mixta de Identidad de Género. Me presento, soy Igor Vega Inostroza, cristiano católico practicante, del ala liberal de la Iglesia, no pertenezco a ningún partido político, ni Ong, tampoco soy activista, no vengo a exponer ante ustedes estadísticas o estudios científicos, ni menos pretender ser dueño de la verdad, solo vengo a esta Comisión a título personal a dar el siguiente testimonio de vida:

Comprendo que el Estado y en particular el poder legislativo generen leyes para el bien común, solo que esto carece, al no haber vivido la experiencia particular de un hijo o hija trans, con el principal de los ingredientes: EL AMOR DE FAMILIA, sea esta hetero, homo o uniparental.

En matrimonio con Sandra conformamos una familia común y corriente, que criamos a nuestros dos hijos en base al respeto el amor y la comprensión, educando y respetando a cada uno de ellos su esencia, existencia y unicidad, por supuesto, no exento de errores.

Uno de nuestros hijos llegó a nuestras vidas con una bellísima y especial forma de ser, que desde pequeñito nos enseñó y preparó sin pedir a gritos, mediante signos, que estábamos criando una HIJA. Comenzamos entonces nuestro caminar integrando a toda la familia.

Con el tiempo nuestra hija nos enseñó de sus dones, de su facilidad de palabra, de su voz para el canto, de su gusto por la lectura y las artes, de mirarme a los ojos con dulzura como dando las gracias por ser comprendida e incentivada y como padre solo estaba cumpliendo con mi deber.

Sin duda no fue fácil, pues tienes que enfrentarte al siguiente círculo que es la SOCIEDAD, y es justo el punto donde el Poder Legislativo está en deuda sin habernos encontrado con una Ley de Identidad de Género que nos hubiese facilitado nuestras vidas y en especial de nuestra hija.

Debo y quiero ser empático con muchas familias que hoy están sufriendo junto a sus hijos o hijas sus transiciones que hoy, a pesar del tiempo, no cuentan con la mano de un Estado Protector.

Les hablo con respeto a los aquí presentes, a quienes tienen que tomar decisiones y al Estado de Chile, por nuestra sociedad que además de ser una ley inclusiva y necesaria, estarán ayudando a salvar vidas.

Mi hija hoy en día ya tiene 28 años de edad, está resuelta en lo que ella desde niña se propuso a ser quien es hoy, y que de seguro como padres, si no le hubiésemos entregado las herramientas, el amor, la empatía y la dedicación, lo más probable es que otra sería su realidad, señoras y señores de la persona de quien les hablo es mi hija Daniela Vega.

Muchas gracias por vuestra atención.

Revista Le Trans - Asociación OTD Chile, derechos reservados - Domínica 14, Recoleta - sitio optimizado para 1024 px. de ancho